© Daniel Mordzinski

HAY QUERÉTARO 2016: “Solo gratitud” – Jacobo Celnik

 

Mi primera vez en un Hay Festival fuera de Colombia fue memorable. El escenario no podía ser mejor: Querétaro. Una ciudad con un pasado histórico determinante para México, cuna de grandes hombres y gestas libertarias. Una ciudad pausada y a la vez llena de vida, colorida, tan única como cada rincón de la república mexicana. Inmensa alegría produjo ver reunidos en un mismo espacio a un gran número de autores y artistas, cada uno con un universo especial y particular, pero sobre todo con buenas historias para compartir con el público de la ciudad. Solo generosidad se percibía en el ambiente. Pude ver un público entusiasta, animado y entregado a meterse de lleno en cada relato, en cada historia. Me sorprendió el buen número de estudiantes universitarios y gente joven que se congregó en los eventos, además gente de otras ciudades del país.

En el Hay de Querétaro participé en dos eventos: una conversación con Marwan, poeta y cantautor español, y la presentación de la edición mexicana de mi libro Satisfaction. Conversaciones con el rock. Marwan fue una caja de música en todo sentido. Alegre, carismático y con un manejo del público fenomenal, como toda una estrella de la música. Descubrí su faceta sensible, de un hombre que ha encontrado en el amor, el desamor, las relaciones de pareja y la política su voz poética. Una voz llena de fuerza que experimenta con el lenguaje y las palabras y rinde homenaje a sus más cercanas influencias, desde Miguel Hernández y Lorca, hasta Ismael Serrano, Bob Dylan y Leonard Cohen.

En la presentación de mi libro tuve el gusto de compartir con mi colega, la periodista Mariana H, quien me brindó una grata experiencia a la hora de presentar mi libro. Primero debo destacar el marco, excepcional en un lugar que da cuenta del paso del tiempo y su permanencia en la ciudad como lo es el Museo de la Ciudad. Las intervenciones de Mariana denotaron un interés riguroso por las historias narradas en el libro. Pura satisfacción ver la emoción del público asistente con contenidos que nos acercan a esos amigos entrañables que se vuelven los músicos que admiramos y escuchamos una y otra vez.

Infinita gratitud por momentos que serán inolvidables.

Jacobo Celnik, Bogotá

(Fotografía: © Daniel Mordzinski)